¡Presentándome al mundo!

¡Saludos mis queridos cómplices virtuales, lectores de mis desvaríos!

Me presento brevemente, y ya en próximas publicaciones tocaré temas con más profundidad.

Soy un mexicano de 34 años (al menos por un mes más), librepensador en proceso, casado con otra mexicana librepensadora, con una hermosa hija de 5 años.

Nací en Guadalajara, pero prontito mi familia comenzó a viajar, y anduvimos de nómadas por Venezuela y algunos estados de méxico. Todo esto como que hizo que le perdiera el miedo a la vida en el camino, y desde niño tengo el deseo de viajar y conocer.

Mis padres son de familias numerosas y pobres, honorables miembros del Lumpen, y la mía no fue diferente. Nunca pasamos por penurias económicas demasiado graves, pero tampoco fuimos una familia de más de un vehículo, y los electrónicos, videojuegos, televisión de paga, vacaciones en destinos turísticos y demás lujos eran cosas que nosotros nunca tuvimos, o probamos con dificultad.

Mi familia inmediata solía ser religiosa, pero gracias a mi descongelación cerebral, los hice ateos y agnósticos. En realidad creo que lo eran, solo lo descubrieron, y yo ayudé al proceso.

Desde niño siempre supe que era diferente, y en épocas en que se educaba para ser igual a los demás, eso me causó siempre angustia. Todavía entrando a la universidad me sentía diferente e inadaptado, pero durante la misma y ante la diversidad de personas con las que me relacionaba y su aceptación de la manera de ser de cada uno, se me quitó y hasta me gustó ser diferente, ser Yo mismo.

Comencé a trabajar en un trabajo formal como a los 22 años de edad, poco después me reclutaron y salí del país con destino centroamericano, y ahí comenzó una transformación plena, que nunca se ha detenido, y que me ha llevado a apreciar cosas que antes no apreciaba como hoy, y me ha llevado a aceptarme a mi mismo más cada vez. Aprendí tanto, que hoy comienzo mi blog, y comparto un poco de mis experiencias, que tal vez ayuden a otros, y espero opiniones y consejos, que siempre existe la posibilidad de que me ayuden en mi camino.

Con este breve post me despido, deseando que mis inicios como blogger no los decepcionen demasiado. Pero tenía que comenzar, tengo mucho en la cabeza y debe ser volcado en palabras de algún modo.

¡Carpe Diem!