Archivo mensual: febrero 2012

Recomendación de Libro: The Element por Sir Ken Robinson

¡Saludos mi pequeño puñado de seguidores!

En esta lluviosa tarde me estoy tomando unos minutos de relajación y concentración para platicarles del primer de 4 libros que llevo leídos este 2012.

El libro se llama como el título de la publicación hace evidente, “The Element“, por Sir Ken Robinson.

El hombre es un Doctor (PhD si les gusta más el término) reconocido a nivel mundial por sus aportaciones en los campos de educación, creatividad y inovación. Yo lo conocí inicialmente por una plática que dio en TED.com acerca de Los Paradigmas De La Educación, y después por otra en YouTube llamada La Sorprendente Verdad Acerca De Lo Que Nos Motiva. Ambos me dejaron con la mente chirriando engranes, mientras se deshacían del óxido, ya que son IMPRESIONANTES. Revelan verdades que tenemos frente a nosotros pero que la educación nos ciega. Si pueden denles una mirada unas 3 veces a cada uno de los enlaces, si es el único vídeo que pueden ver en el mes, que sea alguno de esos dos, vale muchísimo la pena.

De vuelta al libro…

El libro describe primero lo que él describe como “El Elemento” que en resumen es aquella pasión, o conjunto de pasiones, que resuenan con un individuo y que lo llevan a alcanzar sus metas más deseadas. Es aquello que nos gusta, y en lo que somos buenos. Es nuestra mejor aptitud, o conjunto de ellas.

Continúa describiendo las experiencias de personajes reconocidos a nivel mundial en todos los campos, desde pintura, música, arte, danza, ciencia, etc. Esta parte es peculiarmente interesante ya que entre otros ejemplos trae el de músicos que son reconocidos actualmente como mundialmente exitosos, que descubrieron su pasión por la música mucho después de que la educación tradicional no hubiera podido descubrir semejante talento.

Sorprende, porque uno pensaría que la escuela tradicional supone descubrir nuestros talentos innatos, nuestras pasiones, cuando en realidad hace más o menos lo contrario.

A mi manera de ver, dejó el libro inconcluso, aunque termina con varios ejemplos de doctrinas educativas que están cambiando los paradigmas de la educación actual, y se están concentrando en descubrir las arriba mencionadas pasiones innatas de cada individuo, como él propone que debería ser.

 

Personalmente, estoy de acuerdo en prácticamente todo el libro. Desde que recuerdo haber estado en la escuela nunca me gustó mucho. Iba porque era lo que se esperaba de mi, y porque sí aprendía, aunque no necesariamente de los maestros, sino más bien de los libros y gracias a la interacción con las personas y las cosas.

Este libro trata precisamente de esa sensación de industrialización de la educación. De ese límite al desarrollo que muchas escuelas y maestros son, cuando deberían ser lo contrario.

Yo le daría una puntuación de 10 al libro, que si bien considero inconcluso, es parte de la imperfección que lo hace bueno: nos deja el tema en el aire para que continuemos el proceso cognitivo en nuestras cabezas.

¡Ah! Está en inglés, y hay traducciones a español y otros idiomas. La edición Kindle solo está en inglés, y posiblemente en sus localidades se pueda conseguir en los demás idiomas, impreso.

 

Espero les haya gustado mi brevísimo resumen del libro. 100% recomendable. Si tienen comentarios, aquí abajito los pueden dejar.

 

Saludos y ¡Hasta la próxima!

Anuncios